Todos recordamos la campaña publicitaria del banco Santander, “Queremos ser tu banco”, y lo llamo campaña porque por cómo lo hicieron no lo puedo categorizar ni siquiera de plan estratégico,  creo recordar en septiembre de 2015 desaparece por completo y su mensaje desaparece de repente de todas las oficinas que todavía quedaban abiertas. Hoy, casi un año y medio después con muchas menos oficinas abiertas (el ahorro en cartelería va a ser mayor), pretenden cargarse  a su manera, otro gran invento lleno de polémicas fiscales y financieras y que llamaron la cuenta 1,2,3. Pero en esta ocasión la