Seth Godin escribió en el año 2002 su libro «La vaca Púrpura» un compendio de posts de su blog que hizo del libro una verdadera referencia en el mundo marketeniano. La idea principal del libro como muchos sabréis es la invitación a ser valientes para transformar tu negocio y poder diferenciarte de los demás. La idea sin duda es clave hoy en día ya que como bien dice Seth Godin la publicidad de masas está dejando paso a la individualización de los clientes y llegar a ellos gracias a tu diferencia y no a la publicidad. Son los clientes los que deben hablar de tu negocio y no la publicidad, el boca a boca es mucho más efectivo que cualquier otra cosa a la hora de que te conozcan, y la mejor manera de que hablen de ti es ser diferentes. Patrick Dixon suele comentar en sus charlas que la innovación debe estar basada en la divergencia, conocer las diferentes perspectivas que se pueden dar a una misma idea, y convertirla en realidad, sin embargo nos aporta algo que me parece interesante y es que esa idea debe ser necesitada en la sociedad, y además debe resolver un problema que tenemos para mejorar nuestras vidas.

Tanto una idea como la otra se basan en la diferenciación, pero si optamos por trabajar esta filosofía os dejo ciertas claves para no cometer errores innecesarios, a sabiendas que el error es necesario, a menor número de errores, menor coste para la empresa.

  1. Ser diferentes no significa ser necesarios: el echo de innovar y conseguir algo diferente no quiere decir que la sociedad no necesite.
  2. La diferencia debe estar basada en la sociedad: pregunta a la sociedad, haz estudio de mercado, del entorno y de tu competencia.
  3. Estudia entornos y mercados que creen tendencia: no te bases sólo en tu entorno, piensa en cómo otros mercados y procutos crean tendencia en la sociedad y que ello repercute en tu producto.
  4. Muestra tu idea a la sociedad incluso antes de sacarla a la luz, no tengas miedo a que te copien, ideas tenemos todos, la clave está en llevarla a cabo.
  5. Sé diferente pero no lo hagas de golpe: si tienes una idea ponla en marcha poco a poco, multiplica tus acciones, esto no es matemática y la inversión total en un principio puede ser un error irremediable.
  6. Si eres diferente tu equipo también debe ser diferente, forma, gestiona el talento y discute con tu equipo, ellos deben estar comprometidos con el proyecto, si no es así tendrás muchas barreras en el desarrollo de la idea.
  7. Por último y cómo nos dice Seth Godin, no vendas la máquina de cortar pan, vende el pan cortado. No vendas tus servicios o productos, vende su aportación y beneficio al cliente.