En muchas ocasiones hemos hablado de la importancia  del cliente en el proceso de compra, de su participación en el mismo y de cómo hacer y que herramientas podemos utilizar para que éste sea efectivo. Hoy vamos un paso más allá y que en cierto modo ya hablamos de ello con el caso llaollao, y cómo podemos diseñar nuestro helado a nuestro gusto. Existen muchas empresas que actualmente están creando y utilizando una estrategia de produto basada en la participación del cliente, y que sea el mismo quien eliga, el color, la forma, o el diseño del mismo. Y es quizás en estos momentos  uno de los fundamentos del sistema de compra por la red.
Una de las páginas que más sigo por mi condición de apasionado del ciclismo, es Trek Bikes, y puedo asegurar que es una de las páginas más  participativa que he encontrado en mucho tiempo, y aunque siempre ha sido poco intuitiva, ha mejorado este aspecto en los últimos meses y hoy en día es una página de fácil uso, lo que ayuda a elegir tu bicicleta o accesorio cómodamente. Pero Trek ha ido más allá, mucho más allá y este año ha volcado toda su estrategia en una idea que ya venía coleando hace un tiempo, pero que no lo había desarrollado tan increíblemente bien hasta ahora.
Project one es sin duda una revolución en el mundo de la venta de bicicletas, y consiste principalmente en que tú diseñas la bicileta que quieras, eligiendo el cuadro, los componentes, la postura, y los colores ( y para este último aconsejo que lo probéis , es una maravilla). Trek ha conseguido hacer lo que muy pocos pueden hacer hoy en día, y sin duda gracias a su demanda a nivel mundial, otras marcas deberán adaptarse a este modelo, porque seguramente marque tendencia, y sea la forma de elegir nuestras bicicletas en un futuro no muy lejano con la mayoría de las marcas que quieran estar dentro de mercado.
Esta filosofía es sin duda claramente trasladable a cualquiera de nuestros negocios, y es a lo que me refiero con que no hace falta que seamos innovadores en producto, sino innovar en modelo de negocio, esa es la clave, Trek sigue vendiendo bicicletas, y utiliza los mismo componentes que las demás, sin embargo ha innovado en algo, en su forma de diseñarla, y para ello se ha servido de la participación del cliente. La adaptación del producto al cliente de la que tantas veces hemos leído en libros y hemos estudiado en cualquier máster o carrera, a la hora de la verdad supone un cambio más allá del que pensamos, y supone un riesgo con el que contar  en los tiempos que corren.