La obsesión de la sociedad por vivir dentro de las nuevas tecnologías están creando una situación desvirtuada de la realidad de los comercios. Cualquier formación que hagas por un intento de buscar alternativas a tu negocio o mejora del mismo te intentarán vender que debes tener claro que el mundo on line es el presente y el futuro y que si no están en éste, estás muerto. Muchas de estas personas que imparten conferencias, seminarios o charlas son contratadas de manera gratuita o no por estamentos privados o públicos y son ellos mismos los que ven una oportunidad para darse a conocer o hacerse una super foto para subirla a lindkedin o twitter, y de esta manera decir a todo el mundo lo bueno que son y la gente que le admira, y sin embargo no se dan cuenta que la mayoría de estos asistentes son personas que lo que están buscando son alternativas desesperadas de mejorar su situación profesional.

Los comercios en este sentido están siendo quizás los más perjudicados de este tipo de acciones ya que invierten en todo lo que les dicen para mejorar sus ventas e invierten no sólo dinero sino mucho tiempo y dejan en manos del mundo online y redes sociales la posibilidad de recuperar o mejorar sus ventas.

Dichoso Hootsuite, Crowdfire o Semrush, dichosa obsesión por el SEO y SEM, Adwords o influencers Marketing. La obsesión por el marketing online hace que en poco tiempo una cosa nos lleve a la otra y pensemos que nuestro negocio no funciona no porque estemos trabajando mal las redes sino porque directamente no vendemos online.  Y es entonces cuando como por arte de magia aparece una persona que en muchas ocasiones a su vez ha encontrado en esto de montar páginas web una posible via de escape a su situación laboral, ha empezado a manejar wordpress o prestashop y te convence de que tu negocio funciona fijo en el mundo online, y ni corto ni perezoso te gastas 1.500 o 12.000 euros en la página, haces mil fotos y ale  a vender. Y pasan y pasan los días y un buen día tienes un pedido y es como un gran día para ti, y es entonces cuando te vas al google analytics y miras cual ha sido el comportamiento de los usuarios y qué ha hecho la persona que te ha comprado.

Mientras tanto los super profesores de escuelas de negocios o blogguers que no han montado en su vida un negocio online, te dicen que todo va a cambiar o que esto va una gran velocidad, o que si no haces videos o usas el periscope en tu negocio estás perdido, y tú ni corto ni perezoso haces caso y montas la cuenta de Instagram porque te han dicho que las imágenes son el futuro de la publicidad online. Y pasa y pasa el tiempo y tu negocio online no se mueve y hablo que no se mueve porque tienes 7 pedidos al día y si sacas los beneficios de eso… ,bueno mejor no entro en ese tema.

Y entonces le das otra oportunidad a la cosa, y vuelves a ir a un evento que ha montado el gobierno de turno de tu región o de tu localidad subvencionado por alguna grande en el que básicamente lo que hacen es vender o bien productos financieros o informáticos y se da un contraste acojonante, porque aparecen tres perfiles alucinantes, primero abre el evento el político de turno hablando de la importancia del mundo online y de su futuro, como  siquiera supiera lo que es un ratón de ordenador. Después aparece el encorbatado del banco o empresa que patrocina la cosa y te dice que ellos están ahí para ayudarte y luego aparece el chico que ha conseguido un caso exitoso de negocio ( por lo menos durante ese año) y te cuenta lo que él hizo y que si tú lo haces vas a conseguir eso mismo.  Y jobar, tú lo haces y no pasa nada entonces entras en una pregunta y obsesión continua del por qué no te funciona el negocio online.

Pues venga sigamos buscando, y es ahora cuando pago a una empresa  de uno que escribe genial en un blog y que dice que en el SEO y posicionamiento está la clave y que debes mover el marketing de contenidos y tu Funnel será éste o el otro, e inviertes en adwords y shopping durante unos meses porque necesita eso que vaya cogiendo fuerza y que “en un mes y medio ya verás como recibes no se cuantas visitas en tu página” y tú te quedas pensando, pues vale, esperemos, y al poco tiempo te hacen una auditoría webmaster de tu página y ven que no carga no sé qué imágenes bien o que no es responsive y que mejor debemos hacer un etiquetaje y categorización óptima, (me encanta esta palabra), para que se genere mejor posicionamiento, pero tú sigues sin vender y es entonces, al cabo de un tiempo bastante amplio por norma general que empiezas a ver que te han engañado y que esto de la venta online es una mentira muy gorda y que o tienes un producto que no tiene nadie o un modelo de negocio diferente o esto de vender por vender online no tiene sentido alguno y no sólo eso sino que cada día que pasa es mucho peor. La útlima alternativa es meterse a vender  en plataformas e-commerce como Amazon (ya que tienes los productos fotografiados y descritos) y es aquí cuando de vez en cuando, te puedes llevar una alegría, pero que vamos poca cosa.

Ahora por un momento piensa en todas las horas, dinero y personas que has invertido en el intento de montar una tienda on line, y piensa por un momento si ese tiempo lo hubieras utilizado para crear acciones de marketing fidelización o captación o ventas en tu negocio tradicional, si ese dinero y tiempo lo hubieras invertido en mejorar básicamente tu modelo de negocio actual, y no en la obsesión por que aparezcan tus productos en una pantalla, si fueras realista te llevarías tal sorpresa que son de las cosas que mejor no pensar.