Todo hace pensar que el próximo  9 de Septiembre Apple presentará entre otros productos el Iphone 6  y creo que muchas personas esperarán una nueva revolución en el campo del smartphone pero que ni mucho menos será la jugada a la que nos tenía acostumbrados Steve Jobs y volveremos a percibir la misma sensación que en las útlimas presentaciones  y nos quedáremos con la idea de que pudo haber sido un cambio que no fue. Pero lo cierto es que en la empresa de Cupertino está habiendo cambios más significativos de los que a simple vista vemos y que están haciendo de Apple una empresa estable y no tan basada en la innovación en productos estrellas sino en todo lo que rodea a estos productos incluido desarrollo de aplicaciones y trabajos conjuntos con otras empresas. Este tipo de estrategias sin duda están basadas en la toma de decisiones de personas como Tim Cook, pero la pregunta que nos debemos hacer es por qué lo está haciendo, ¿por qué está basando su estrategia de crecimiento en el desarrollo de negocio y no en la innovación disruptiva del producto?

macintosh

En 1983 Mike Boich empezaba a presentar el Macintosh de Apple, hasta entonces en las casas de las familias americanas podía haber con mucha suerte el Apple IIe o un IBM PC, pero la mayoría de la industria del ordenador estaba orientada a las grandes empresas, gobiernos y universidades y la estrategia de Apple fue muy clara, llevar el pc a la mayoría de las casas. La jugada estaba en cómo conseguir llevar a la sociedad este concepto y lo consiguió en un principio con dos caraterísticas que hacían del ordenador una máquina personal, una era la desarrollada por Andy Hertzfeld y sus ya famosos tapones de Pepsi que podían trasladarse de ventana en ventana y otra fue el Macpaint, con el que se podía crear en la pantalla auténticas dibujos perfectamente definidos. Y estas caraterísticas funcionaron por una razón muy sencilla, la sociedad estaba preparada para ello y quería utilizarlo, nada más. Y así ha ido pasando a lo largo de los años en que Steve Jobs llevó a Apple a la cima, lo único que hizo fue ir presentando los productos para los que la sociedad estaba preparada y podría haber una demanda lo suficientemente grande para que creciera en mercado.El Ipod y el Iphone han sido dos productos que han sabido cubrir una necesidad inconsciente en la sociedad provocada por los cambios tecnológicos que han ido surgiendo. La revolución no ha estado en los dispositivos con los que nos comunicamos, sino en la forma de comunicarnos, lo mismo podríamos decir de la música, no ha habido una revolución en la música, sino en la forma de escucharla. Y ha sido Apple la empresa que mejor a dado soporte a este cambio.

Por lo tanto antes de esperar un producto innovador que cambie los hábitos nuevamente de la sociedad, deberemos pensar si estamos preparados de nuevo a cambios tan radicales y pienso que realmente la divergencia innovadora que pueda generarse en un smartphone es mínima en el producto en si, pero que sin embargo el desarrollo de flujo de utilidad y aplicaciones  es  realmente lo que  está siendo demandado por la sociedad y ahí está la clave. Las Google glass no acaban de irrumpir en el mercado o el iwatch de samsung apenas es utilizado y puedo creer que es simplemente porque  la estrategia es equivocada y la innovación de estas empresas deben estar basadas en cómo mejorar la comunicación en sí y no las características del producto como tal. Por lo tanto Tim Cook está haciendo bien los deberes y está consiguiendo envolver un producto de características adecuadas y demanadadas para la sociedad y no centrar su trabajo a darle un cambio radical al producto que en estos momentos es totalmente innecesario y que además en este caso  creo que pasará un tiempo para que así sea.