La noticia de Bloomberg hace pensar que la cosa va en serio, más allá de la información financiera, las estrategias de adquisiciones o no y los valores de compañía, creo que una de las cosas que desde el interés estratégico o de cómo puede afectar a la vida de las personas es cómo Amazon puede llegar a manejar o controlar una de las patas del gran cambio social que vivimos, la comunicación entre las personas y la forma de interactuar con las cosas. Pienso que “El internet de las cosas” hasta ahora ha ido muy forzado, es como que a la fuerza la sociedad necesitaba tener una casa inteligente y eso ha hecho que realmente no cuaje dentro de las formas de vida, la presión de los productos sobre las personas debe ser lenta para que a la vez que se adapta la persona al producto, el producto se adapte a las personas. Slack es sin duda una herramienta de comunicación interna o incluso externa que tiene por característica principal una clave que es la que la hace diferente a todos los sistemas de comunicación que conocemos dentro de las empresas, y es que puedes adaptarlo y customizarlo con según que necesidades con según qué aplicaciones. Es una herramienta que cumple con la idea de crear tu propio sistema de comunicación. Si comparas cualquiera de los teléfonos que tienes a tu alrededor, verás que en un alto porcentaje las aplicaciones que tenemos instaladas son totalmente diferentes. Eso es realmente ha convertido el sistema de comunicación en una revolución, y eso lo cumple Slack.

Ahora falta saber que herramienta podemos utilizar para manejar este tipo de comunicación, hasta ahora tenemos como figura protagonista el teléfono, pero resulta que Amazon puede estar pensando en conquistar la comunicación, y no pensar en teléfonos sino en otras herramientas como puede ser el Amazon Echo. Imagina por un momento que Amazon Echo integre una herramienta como Slack. La jugada puede ser tan brutal que puede cambiar pero radicalmente la forma de comunicarse entre las empresas, entre los clientes, pero sin duda en ese momento Slack ya no será sólo una herramienta para empresas sino para la sociedad en general, y ahí está la clave. Imagina por un momento tener una herramienta donde que tenga integrado un sistema de comunicación adaptado y adaptable e individualizado. Imagina que puedas gestionar tus compras, tus archivos, tu multimedia, etc. Si Amazon consigue dominar la comunicación con un sistema tan disruptivo, estaremos hablando de un control casi absoluto que puede acabar con muchos sistemas asentados en la sociedad. Mail, redes sociales, sistemas tradicionales de venta, redes sociales incluso medios de geolocalización y servicios o medios de comunicación pueden estar no en peligro pero sí en alerta a lo que creo puede ser un cambio brutal en la forma de interactuar.

Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone