Browsing Tag

Pymes

La tarifa plana y el futuro de las nuevas formas de pago (ejemplo práctico)

Marketing para PYMES, Venta y estrategia de venta Por 5 octubre 2016 Etiquetas: , No Comments

Los restaurantes chinos lo tienen claro hace tiempo y el buffet libre es ya algo que se busca en este tipo de restaurantes sí o sí, Amazon con su sistema premium o recientemente Uber en Manhattan con su servicio de transporte por 200 euros al mes sin límite de carreras, son algunos de los ejemplos más característicos que podemos encontrar como ejemplos de empresas que están trabajando de forma exquisita la tarifa plana.

Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Crecimiento o sostenibilidad en las empresas españolas en 2015

Estrategia empresarial, Marketing para PYMES, PYMES Por 2 marzo 2015 Etiquetas: , , No Comments

Una vez terminadas las previsiones financieras y estratégicas de algunas de las empresas con las que trabajo hice un ejercicio en el que apliqué  una de las cosas que quizás más agradezco de mi trabajo, la posibilidad de conocer el funcionamiento y modelo de negocio de diferentes sectores y muy variados. El ejercicio consistió en comparar de forma porcentual los números previstos y analizados en cada una de ellas, y saqué varias conclusiones que espero sea un aporte que, a grandes rasgos, pueda ser interesante para las Pymes españolas a nivel estratégico.

Lo primero que me vino a la cabeza es cómo, analizando el crecimiento e inversión en cada una de ellas descubrí la importancia que tiene el hecho de tener en cuenta el P.E.S.T.E o no en la influencia de las previsiones del año. No sólo hay un cambio tecnológico y  energético, hay un cambio social muy afectado por la percepción que tiene el cliente de los productos o servicios que compra. En la mayoría de la literatura que leo hay una conciencia común al respecto, y me quedo con una idea que Jeremy Rifkin en su libro ” La tercera revolución industrial” defiende, pero es más, no me quedo con la idea de como la tecnología y la energía afectan a los nuevos modelos de negocio y a la sociedad, sino que creo poder afirmar que es la sociedad quien está influyendo en la utilidad que hace tanto de la tecnología como en la energía. A nivel estratégico la conclusión a la que llego es que el marketing debe estar basado no en la participación del cliente en el proceso de venta, sino en la implantación de nuestros modelos de negocios basados en la demanda real de nuestros clientes. En este sentido hay mucha insistencia por parte de muchas empresas en intentar llevar al cliente al mundo on line, y creo que justo la clave va a estar en cómo llevar al cliente desde el mundo online al offline. Actualmente estoy trabajando en algún proyecto que otro donde la misión estratégica clave está precisamente en convertir a los clientes o usuarios on line en clientes offline y realmente no es tan difícil si desarrollamos una jugada que a muchos le puede resultar chocante pero que, insisto es una apuesta personal, no creo vaya desencaminada. Para ello me baso en utilizar estrategias de marketing on line  en el mundo offline, modelos de negocios que funcionan en on line en marketing tradicional, estamos llegando a un momento estratégico cultural en el que el mundo on line ya ha copiado bastante de los procesos del marketing tradicional, es el momento quizás de generar un flujo contrario basado en todo lo contrario, que sea el mundo offline quien copie al mundo online.

Lo segundo que pude contrastar es el ¿por qué crecer?. Parece que después de esta gran crisis y de la insistencia por parte de ciertos estamentos políticos, sociales y empresariales de que ya estamos en un cambio de ritmo económico, se está vendiendo e insitiendo en la idea de que las empresas deben crecer; esta idea de crecimiento no me convence en absoluto por varios motivos, el primero es que no estoy tan seguro que la mejora económica sea del todo estable y que ese crecimiento sea tan claro y fundamentado, el segundo motivo para cuestionar si basar nuestra estrategia en el crecimiento es que es el comportamiento social no es estable debido a que debe encajar los cambios y sobre todo aceptar o no los nuevos modelos económicos, en este sentido ni la propia política de un país ni las empresas pueden encauzar un comportamiento social no tan basado ya en el capitalismo basado a su vez en una burbuja inmobiliaria que no convence para nada al consumidor. Países como Japón y su burbuja tecnológica 2.0 me hacen pensar que todavía quedan algunos años para pensar en lo que se va a establecer en España como modelo económico. Este idea me lleva a creer que no es bueno crecer e invertir sin un fundamento claro de mercado estable. Apuesto por tanto, en una sostenibilidad basada en optimizar los márgenes gananciales de las empresas. Es quizás el momento de invertir en ideas más que nunca, generar una estrategia basada en los nuevos modelos, más que intentar levantar de nuevo el vuelo basándonos en lo que ha funcionado en los años anteriores de crecimiento.

Lo tercero que descubrí es que hay aspectos fundamentales en nuestras finanzas que son clave de la permanencia en el mercado. Antes de la crisis, los gastos no eran tan importantes como las ventas, mientras se vendiera daba igual a qué costo; en la crisis, como no se vendía, ajustábamos los costes al máximo y de ahí entre otras consecuencias, las deudas financieras y el paro generado. Es quizás el momento por tanto de, como yo los llamo, generar puntos de vigilancia financieros y estratégicos y analizar la actuación y relevancia de esos puntos antes y durante la crisis, para saber cómo deben actuar en estos momentos y en el futuro micro y macro. Cada empresa tendrá los suyos pero recomiendo actuar en tres puntos claves:

  • Mejora de la relación económica y márgenes entre provedores y venta
  • Mejorar y plantear y renegociar las deudas con los bancos que en un momento dado asumimos por distintas dificultades y estudiar 
  • Analizar no la venta numérica sino la mejora de la venta respecto a los gastos que tenemos.

Es por tanto el momento de ir sentando unas bases de cómo va adaptarse mi empresa a los nuevos entornos económicos y sociales más que intentar basarnos en el puro crecimiento, puesto que este crecimiento debe ser sostenible.

 

Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

3 puntos de vigilancia que debes implantar en tu equipo de ventas

Estrategia empresarial, Gestión de Personas, Venta y estrategia de venta Por 12 septiembre 2014 Etiquetas: , , , , No Comments
Hay tres puntos de vigilancia y que debes ser muy consciente de ellos e implantarlos en tu equipo comercial, si no lo has hecho ya, estos tres puntos están basados en la experiencia con empresas Pymes que facturan entre un millón y siete millones de euros, (clientes habituales)  aunque perfectamente puedes utilizarlos para empresas de facturación más pequeña o mayor a esas facturaciones.
  1. A los clientes que se captan, debemos cerrar la forma de pago y estudiar siempre su viabilidad o riesgo que pueda tener, si tiene un riesgo alto no lo capte, piensa siempre que no se trata de facturar sino de que la empresa mantenga su estabilidad y equilibrio a lo largo del tiempo, por lo tanto no aumentes la cantidad que te  deben los clientes.  En este sentido, cuidado con el sistema de comisionado que tenemos implantado en tu equipo  de ventas, porque debe estar basado de forma equitativa en la captación de clientes por una parte y en que estos clientes paguen por otra. No bases la comisión sólo en la captación, porque generaras una clientela muy dudosa y que no genere compromiso de retención en los comerciales.
  2. Crea una política clara de venta de tus productos, es decir marca los objetivos de cada uno de los productos que vendas y no hagas objetivos generales, estudia dos puntos claves para ello, cuáles son los momentos del año que más y menos se vende cada uno mis productos y genera objetivos mensuales diferentes para ello. El otro punto clave es saber cuándo están más receptivos los clientes para comprar cada uno de mis productos a lo largo del año. De esta forma marcaremos claramente lo que deben vender y cuándo lo deben hacer tus comerciales.
  3. No hagas control semanal de las actividades comerciales que hagan tus comerciales, “lo odian” y lo que más grave la mayoría de los datos son inventados para justificar su trabajo diario. La frase más escrita en estos controles es:” he quedado con ellos la semana que viene”. La experiencia me dice que estos controles no son nada reales, por lo que no pierdas tu tiempo analizando unos datos que no son, porque pueden equivocarte y mucho en tus pretensiones de venta además  estas haciendo perder el tiempo a tus comerciales. En este caso intenta buscar métodos de control de la actividad más cercanos y más diarios. Es decir que como objetivo principal te marques que si quieres saber qué está haciendo tu comercial a cualquier hora del día (laboral) puedas hacerlo. Puedes incluso generar pequeñas auditorías internas y llamar a los clientes visitados y preguntar por la visita comercial, no tengas miedo de hacerlo, el cliente lo agradece y pocas empresas lo hacen. No lo hagas con todos los clientes por supuesto y no lo hagas todos los días, pero hazlo y además comunícalo a tus comerciales, deben ser conscientes de este control.
Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

El gerente y el cambio de las Pymes españolas

Estrategia empresarial, PYMES, Venta y estrategia de venta Por 10 julio 2013 Etiquetas: , , , , No Comments

Hace ya un tiempo me está ocurriendo una situación que me resulta curiosa, y es que, desde personas que trabajan en grandes empresas, CEOs de medianas empresas, clientes, Pymes, amigos y alumnos me preguntan una misma cuestión; ” ¿Cómo está la cosa por ahí fuera?“. Y es curioso porque dependiendo del lugar dónde me encuentre de España así tengo que responder y te das cuenta que realmente la crisis española tiene dos características muy importantes y que no se tiene para nada en cuenta: una es la geolocalización y otra es la actitud empresarial contaminada por aspectos políticos-sociales. Y si mezclamos estos dos aspectos, obtenemos escenarios muy diferentes en nuestro país. El propio IDH de las comunidades nos puede acercar a conocer las diferentes situaciones que existen en España. Pero claro está que es un estudio marcado por tres aspectos claves: economía, sanidad y educación. Y es entonces cuando comprendo la pregunta que se me hace continuamente, y es que, como  me dijo un empresario cliente hace unos meses; ” la carretera es conocimiento”. Pues bien,  voy a intentar contestar de una forma lo más genérica posible ,entendible por todos y basándome en la observación.

Lo primero que podemos observar en el entorno es que los movimientos de personas y de producción en las empresas está sufriendo un cambio muy ligero pero forzado más allá de los resultados obtenidos, es decir el movimiento empresarial de la Pyme en nuestro país esta siendo modificado de forma natural basado en dos puntos claves, y de los cuales debemos ser conscientes lo antes posible porque nos ayudará a ser visionarios y poder generar una estrategia adecuada a los entornos en un futuro inmediato.

Una de esas claves está en una estrategia enfocada a la venta; es decir más que basarse en los aspectos productivos de la empresa debemos basar nuestra estrategia en la comercialización de nuestro producto, y adaptar la producción a la venta. Y esta idea es válida para cualquier tipo de empresa, y especialmente en empresas que no estaban acostumbradas a generar una fuerza de venta importante, sino que trabajaban en base a los proyectos. Es ahora cuando las empresas técnicas, industriales, ingenierías, despacho de abogados o estudios de arquitectura tienen que tener presente que parte de su trabajo debe estar basado en generar un plan comercial y de ventas que haga que exista una producción que hasta hace nada venía por si sola, de esta idea ya hemos hablado en otras ocasiones, y es ahora cuando de forma natural está implantándose en las empresas, por ello si tenemos fuerza de venta, hay que aprender como gerente a ser director comercial, es decir analizar y trabajar la estrategia de ventas, marcar unos objetivos claros y formas para llegar a ellos. Plantearnos si los comerciales que tenemos son suficientes o hacen faltan más, o al revés, ¿ cuánto tiene que vender un comercial?, ¿ cuáles van a ser mis canales de ventas? y ¿ cómo voy hacer para generar una relación absoluta con los clientes?, ¿ qué fidelización y qué retención vamos a generar? y ¿ cuáles va a ser la participación del cliente en el proceso de venta de mi producto?

El otro aspecto que de forma natural está llegando a la Pyme española es el reconocimiento y aprovechamiento del equipo de trabajo que tenemos, es decir, cada vez son más las empresas  que sin estar siendo consciente de su importancia, tienen más en cuenta el poder del equipo de trabajo. La propia situación hace que el gerente se apoye y confie más en los suyos para obtener mejores resultados, por supuesto, si se hace de forma inconsciente, es por una sencilla cuestión de superviencia, pero para que esto funcione de verdad, debemos ser  conscientes de la importancia de la adaptación del equipo a la situación actual, y para ello es el gerente el que debe cambiar la perspectiva de las ventas en su propia empresa. No podemos trasladar un cambio al equipo si la gerencia no es partícipe de la misma. En este sentido además del cambio de perspectiva, la gerencia debe aprender a comunicar y generar el cambio, el flujo de la información debe “horizontalizarse” y aprender a escuchar y analizar la información que nos viene de la calle, trabajar en una misma dirección, para generar un cambio en estos días y se debe dejar de lado la jerarquización de las funciones, y apostar por un flujo continuo de comunicación y de analítica de esa información, a  partir de aquí el sistema de liderazgo que generemos debe ser personal y situacional, basado en la información y en la motivación con el equipo y no marcar reglas del juego con el único objetivo de la consecución de resultados. En definitiva, el punto de inflexión debe estar marcado por el cliente, por lo que la pirámide jerárquica empieza desde el cliente hacia la gerencia y no desde la gerencia al cliente.

A la pregunta de ” ¿ cómo está la cosa por ahí fuera?”; mi respuesta es sencilla, antes o después necesitaremos un cambio de perspectiva y de trabajo en las Pymes españolas, porque el sistema está cambiando, por eso recomiendo empezar desde ya con ese cambio.

Desde microconsultoria.com estamos trabajando ya en ello con las Pymes y aunque es un cambio muy radical, los resultados merecen sin duda la pena.

Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Píldora MBA: 7 claves para alinear la Venta y la Producción en una PYME

Estrategia empresarial, Marketing para PYMES, MBA Monday, Píldora MBA, PYMES Por 6 junio 2013 Etiquetas: , ,

En las últimas consultorías que estoy realizando en empresas de producción industrial  estoy encontrándome con una situación que está provocando más problemas,si cabe, de la que ya tenía anteriormente, hablamos del binomio entre lo que departamento comercial vende y la capacidad de producción que la empresa tenga. Esta circunstancia que habitualmente estaba hasta hace unos años marcada por la venta y cómo esta afectaba a la producción, más tarde ha pasado a ser un problema de generación de negocio, es decir no se vendía lo que se producía. Pues bien, en estos momentos hay un claro problema de sincronización, basado en la falta de restructuración de las empresas y que es sumamente necesaria. Se puede dar la paradoja que se produzca más de lo que se venda, o se venda más de lo que se produce, y aunque sea una idea que ha convivido con las empresas durante mucho tiempo, es quizás tiempo para ajustar al máximo este cociente producción/venta

En las grandes empresas esta idea ha sido clave en la superación de momentos críticos de negocio, para ello existen departamentos que analizan la situación y tienen la capacidad de actuar según convenga. Pero en las pequeñas empresas no suelen existir estos departamentos y herramientas que puedan ir solventando este tipo de situaciones.

Voy a intentar dar una serie de ideas claves para empezar a  resolver esta situación:

  1. Cree un flujo de comunicación entre venta y producción
  2. Establezca los objetivos de venta escuchando a la venta y a la producción.
  3. Marque prioridades en la líneas de negocio, basando la producción en lo que demande el mercado.
  4. Genere un estudio de mercado, basado en preguntar al cliente, aprenda a relacionarse con el cliente, coja confianza con él y pregúntele, no tenga miedo.
  5. Cree política de retención, de venta cruzada, y sobre todo aprender a deshacerse de clientes que no convienen.
  6. Haga una estrategia de su empresa basada en la visión, analizando los comportamientos del cliente, del mercado, de su empresa,  del entorno y de la competencia.
  7. Aprenda a ser un líder situacional, actúe según convenga la circustancia
Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

La deconstrucción de la competencia

Estrategia empresarial, PYMES, Venta y estrategia de venta Por 7 marzo 2013 Etiquetas: , , , No Comments

Llevo unos días colaborando con un colegio de abogados y en este año ya he trabajado con un despacho a nivel nacional, y dentro de la dificultad que conlleva realizar una consultoría en un sector con un servicio tan específico hay una cosa que no me deja de sorprender, la dificultad que tienen  de analizar la competencia. Más allá de tener la capacidad o no de conocer y estudiar a los demás, es un problema claro de desconocimiento del propio servicio, es decir, para poder estudiar la competencia, antes debemos definir claramente cuál es nuestro producto o servicio en este caso. Es la única manera de saber en que nos diferenciamos para bien y para mal de nuestros adversarios.

cooperation

Es un problema que por supuesto no sólo lo tienen los abogados sino muchas pymes y microempresas que o bien llevan muchos años en el mercado y es éste quién les ha definido claramente, o bien están empezando y juegan  todas las cartas a lo que ellos piensan que es lo que necesita la sociedad y no definen su misión y cómo van a cubrir la necesidad, y si hablo de pymes y microempresas es porque es lo que habitualmente trabajo, aunque sé que muchas grandes empresas tampoco lo han hecho o lo hacen.

En esta idea debemos trabajar  en dos cuestiones principales:

Primero: Conocimiento de uno mismo: ¿Quién es mi empresa y qué necesidad cubre en la sociedad?

Segundo: Conocimiento de los demás: ¿ Quién cubre esa necesidad de la misma forma que yo?

Estas dos preguntas debemos hacérnosla continuamente, por un lado, pensad que la necesidad de la sociedad es evolutiva, cambiante e inestable, y depende de muchos factores económicos, sociales, tecnológicos o ecológicos que hacen que mi producto o servicio deba ser también cambiante en el tiempo, dinámico y fácilmente adaptable. Si tenemos esto en cuenta y somos más rápidos que la competencia, iremos ganando target y clientes de una manera muy eficaz. Por lo tanto el continuo estudio de la sociedad, y descubrir sus necesidades lo antes posible nos permitirá ofrecerle un servicio o producto adaptado que la mayoría de tus competidores no son conscientes.

Por otro lado esta diferenciación nos va a permitir llegar a generar estrategias que hasta ahora no tenemos muy en mente, y es la estrategia de la colaboración, es decir, si conseguimos diferenciarnos con un servicio que no da los demás podemos ofrecer colaboraciones con empresas de nuestro mismo sector, con la tranquilidad de que le estoy aportando un servicio que ellos no dan, y que además podemos no solo colaborar sino cooperar. Esta palabra, que tiene una connotación tan  social,  puede ser la base de nuestras estrategias en nuestras pequeñas empresas. La cooperación va más allá de la colaboración, y no sólo ayudamos en ciertos momentos a otra empresa con un beneficio muy marcado en mi servicio, sino que llegamos acuerdos con otras empresas para llegar a trabajar en un mismo rumbo, con clientes que se les puede ofrecer tanto tu servicio como el de la competencia.

Por ello la deconstrucción de la competencia, por eso el pensar que si nos llegamos a diferenciar tanto de nuestros competidores, puede llegar fácilmente el momento en el que pensemos en cooperar con ellos, para ofrecer servicios de manera recíproca a nuestros clientes.

Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Emprendimiento tangible, una necesidad no vista por muchos

Producción, PYMES, Social media Por 28 diciembre 2012 Etiquetas: , , No Comments

A un paso de acabar el año y haciendo un resumen de los proyectos llevados a cabo, observando las ideas generadas en los clientes, o repasando las ideas de los proyectos en diferentes ámbitos, he podido llegar a una tesis que aunque no demostrada totalmente, creo no andar muy equivocado cuando la defiendo.

Hace ya algún tiempo he empezado a observar de manera desinteresada, aunque luego me ha llevado a objeto de estudio, que las ideas de negocio, las famosas start-ups, e incluso los semilleros de empresas en centros tecnológicos o en cualquier otro espacio está principal, el perfil de los nuevos emprendedores, el perfil de los nuevos star-up, y el perfil de los nuevos proyectos, y hay una idea que me queda clara; en la mayoría de los casos se tratan de proyectos basados en nuevas tecnologías, en social media, marketing on line, desarrollo de aplicaciones de todo tipo, venta online de cualquier producto o desarrollo de servicios online. En definitiva proyectos basados en las tecnologías informáticas de red. Ni mucho menos critico estas iniciativas basadas en la red y de las cuáles me beneficio constantemente, pero quiero quizás hacer reflexionar sobre este planteamiento desde una perspectiva económica y desarrollo de sociedades.

El planteamiento que propongo es partir de la base del por qué se está actuando así desde todos lo parámetros posibles; desde los emprendedores, a las formaciones al respecto, escuelas de negocios ,universidades, y consultoras de formación, pasando por la sociedad en si mismo, y el hecho de estar llegando a una situación en la que si un negocio basado en nuevas tecnologías no funciona estás fracasando. Hay datos que me llevan a pensar que estamos desarrollando nuestras perspectivas sólo y exclusivamente desde la parte tecnológicas, y un star-up de este perfil está más considerado que cualquier otro en cualquiera que sea el campo en el que ha emprendido. Y esta idea me lleva a pensar en la necesidad real que existe actualmente del negocio en red, sea cual sea la idea y sus parámetros, y creo que es muy fundamentado que desarrollemos modelos de negocios en este sentido. Pero quizás, y aquí está mi planteamiento, esa necesidad habría que empezar a equilibrarla en los años venideros, porque si no es así vamos a estar condicionados a los productos y servicios tangibles que vengan de otros países y sociedades diferentes a las nuestra.  Con esta idea quiero hacer mucho hincapié en la necesidad venidera de que empiecen a desarrollarse productos tangibles como hasta hace poco, que se innove en los modelos de negocios actuales, en alimentación, industria, o servicios de todo tipo, sí, pero que  además empecemos a pensar que necesitamos consumir de manera tangible, y que para ello hace falta un proceso en el que se genere producto o servicios, desde su fabricación a su venta. Es difícil ir a un congreso de star-up y encontrarse con algo más que sea innovar a través de una página web, de una app, o cualquier cosa que tenga que ver con la red. Por qué no tomamos ejemplos, copiamos o desarrollamos nuevos conceptos de un quesero, de un rehabilitador de fachadas, de un abogado, de un librero, de un panadero, o de una fábrica de puertas o suelos, o tejas, o lo que se os pueda ocurrir en este sentido. E insisto mucho en esto porque lo veo como una oportunidad de negocio que va a empezar a ser necesitada antes de lo que nos imaginamos, cuando la burbuja tecnológica caiga, que caerá, al igual que pasó en Japón, y habrá un equilibrio de necesidades reales entre la red y los productos tangibles.

Jeremy Frinklin en su libro ” La tercera revolución industrial” llega a demostrar, cómo en cada revolución existente en los últimos tiempos, y hace muy buena comparación con la industrial, ha habido dos aspectos fundamentales en su eclosión, una ha sido la energía, siempre ha habido una nueva forma de energía, y por otro lado un cambio en la comunicación, lo que ahora compara con la red, y cómo esta se desarrolla desde la simple comunicación hasta la canalización de los productos y servicios que generamos en nuestros negocios.

Pero siempre, en esa idea se ha tenido en cuenta la innovación en la comunicación como una herramienta, no como un producto en sí, al igual que la energía  se debe ver como una herramienta que nos ayude a desarrollar productos, no como un producto . Imaginemos que todos nosotros nos dediquemos a la producción de energías renovables a partir de mañana, el mundo pararía de manera radical porque generaríamos energía, o la transformamos para los que estén pensando desde el punto de vista físico, y no haríamos nada con ella, se colapsaría el sistema de tal manera que no existiría mercado. Pues al igual que planteo esta idea, debemos plantarnos hasta qué punto todos nos podemos dedicar a las nuevas tecnologías, hasta que punto eso va a generar riqueza en la sociedad, y lo que es más importante si cabe, cuántas personas se dedican a lo que yo hago. Y esta cuestión nos puede llevar a ver más allá de las nuevas tecnologías como producto y verlas como una herramienta más y parte de la empresa, y empezar a considerar cuánto tiempo va a durar, y no sólo eso, sino a preguntarnos si ya va siendo hora de ir afrontando otro tipo de productos que realmente generen riquezas. La idea, el modelo o el producto lo analizamos con las herramientas necesarias para generar un plan de trabajo y desarrollo de negocios. Pero el planteamiento que lanzo desde aquí va más allá, a reflexionar en ser star-ups, o emprendedores, o cómo lo queramos llamar desde las necesidades reales que existen en una sociedad que necesita un cambio radical en su modelo de producción, y que antes o después los que hayan empezado desde ya a darse cuenta de estas ideas, estarán en la parrilla de salida en primera fila.

Y cómo última idea, pensemos en la necesidad de la eficiencia energética, y pensemos en arreglar o rehabilitar o mejorar productos, pensemos en la centralización  y aprovechamiento de los recursos actuales y que tenemos en nuestro entorno, y nos pueden dar más de una idea de negocio.

Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Uso de cookies Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close